¿El fin de las vacaciones?

Adiós a los paseos por la playa, el partido de golf con los nuevos amigos, las noches animadas viendo atardecer en el mar, hasta el verano que viene.  Parece que cuando terminan las vacaciones algo nuestro muere con ellas. Vuelve la rutina, el trabajo, el ajetreo diario. Esos buenos ratos de sol, paz y tranquilidad serán mero recuerdo en pocos días.

¡Hasta luego playa del Faro de Trafalgar!

Afortunadamente no tiene porqué ser así. Si dispones de una segunda residencia en Jardines del Lago en Costa Ballena cada fin de semana se “podrá repetir” la rutina veraniega, la playa al lado, haciendo deporte o haciendo rutas en bicicleta. Anteponer la desconexión al bullicio de la ciudad y el encuentro con los escenarios que tanto nos han hecho disfrutar el período estival. Eso sí, quizá un poquito más fresco.

Por ello hay que poner buena cara y levantar ese ánimo ya que aunque estemos en la recta final del verano, esto no tiene porqué ser una despedida.

Todas las viviendas cuentan con instalaciones según reglamento de infraestructuras comunes de Telecomunicaciones para telefonía y televisión digital

Hasta luego

Hay que pensarlo más bien como un hasta luego. Ya que siempre podrás contar con estas viviendas exclusivas de 2 y 3 dormitorios, con terraza, garaje y trastero. Con jardín particular y terrazas con agradables vistas y modernas infraestructuras que se adaptan a tu estilo de vida y la estación del año en la que te encuentres para que la estancia sea lo más cómoda posible.

Todos los áticos cuentan con vistas panorámicas

Además, que se acabe el verano no es razón para que se termine la época de deportes. Si bien hay que dejar a un lado las actividades acuáticas, hay muchas otras que se pueden seguir practicando a lo largo del todo el año, como tenis, pádel, golf e incluso hacer rutas a caballos por las playas de Cádiz.

¡El Campo de Golf de Costa Ballena te espera!

Ya que Jardines del Lago es un lugar al que se puede acudir en cualquier momento, como un escondite al que acudir cuando deseamos salir de la rutina. Al fin y al cabo, la vida hay que disfrutarla.