Hace unas semanas hablábamos de las joyas que se pueden encontrar en Jardines del Lago y por los alrededores de Cádiz. Si os pensabais que esos cuatro lugares eran los únicos, os llevaréis una sorpresa al saber que aún nos quedan más secretos por desvelar.

Casa de Indias

Esta casa Palacio del siglo XVIII perteneció al dramaturgo Pedro Muñoz Seca. Aunque hoy en día este lugar sirve de alojamiento para aquellos que quieran pasar unas noches en un palacio y rodeados de arte contemporáneo de personajes como Ángela de la Cruz, Tito Pérez Mora, Vivian Maier o Federico Miró.

Está abierto al público y la entrada es gratis. Para los que se quieran alojar, el palacio tiene 10 habitaciones y por las mañanas se levantarán acompañados de un rico desayuno casero. Dentro de poco habrá un añadido, un ático con cuatro habitaciones y vistas al puerto de Santa María.

El Tergal

En primavera, verano y parte del otoño el chiringuito El Tergal abre sus puertas y recibe a sus visitantes con los brazos abiertos.

Joyas de Cádiz parte 2

El establecimiento es un bar de marineros, situado bajo la sombra de una de las torres almenaras, en Conil de la Frontera. El lugar no es conocido por muchos y eso hace que sea más especial, como lo son sus raciones: sardinas a la plancha, tortillitas de camarones, albóndigas de choco o gambas son sus platos estrella.

Jimena de la Frontera

Este pueblo es uno de los llamados Pueblos Blancos de Cádiz, de lo que ya hemos hablado anteriormente. Lo que se desconoce de este pueblo en medio del Parque Natural de los alcornocales es que su origen fue el pueblo de Oba.

Paseando por las calles se puede ver la influencia artística a lo largo de los años. Un buen ejemplo es el Baño de la Reina Mora, o los vestigios de una iglesia mozárabe. También hay una pileta de bautismo, señalando las primeras inmersiones del cristianismo.

Desde la parte alta del pueblo se pueden apreciar las vistas y el valor estratégico que tuve tanto para romanos como musulmanes.

Joyas de Cádiz parte 2

Yacimiento arqueológico de Ocuri

En la localidad de Ubrique, a finales del siglo XVIII se descubrió los vestigios de una ciudad romana del siglo II D.C, cuyos orígenes datan del siglo V A.C.

Lo curioso de este lugar es que el centro urbano está amurallado. Y que se conservan ruinas de cisternas de almacenamiento de agua, termas, un foro y lo que pueden ser tabernas o viviendas. La Necrópolis es un mausoleo único para las cenizas de Andalucía.

El lugar está abierto para las visitas, que se pueden organizar en la web.

Esperamos que os hayan gustado las Joyas de Cádiz de las que os hemos hablado hoy. Ya que no son las últimas, aun nos quedan algunas joyas más por descubriros.

Ubicación