La Guía de Jardines del Lago está para ayudaros a conocer mejor todo lo que rodea vuestra segunda residencia. Por lo que hoy queremos ahondar en los orígenes y algunas curiosidades que tiene la ciudad de Cádiz.

Los orígenes y algunas curiosidades de Cádiz

Los orígenes

Cádiz es la ciudad más antigua de Occidente, fundada por los Fenicios, data entre los siglos XIII y XI a.C. La llamaron Gadir. Más tarde, con la llegada del Imperio Romano, pasó a llamarse Gades. De ahí que el gentilicio de Cádiz sea gaditanos.

Si embargo, esa no fue el único cambio que sufrió la ciudad gracias a la llegada de los romanos. Por desgracia hoy en día no quedan en pie muchas de las construcciones. Aún así hay un par que sí que merece la pena destacar.

Bajo el barrio del pópulo se esconde un antiguo teatro romano. Además de un sistema de alcantarillado que conecta los edificios más importantes de la época. Huelga decir que hoy en día dicho túneles están plagados de restos romanos y leyendas.

Algunas curiosidades

Los orígenes y algunas curiosidades de Cádiz

Según el Atlas Climático Ibérico, la sierra de Grazalema es el lugar más lluvioso de España. Debido a la lluvia del tipo orográfica que se produce por la elevación del terreno. Y esa no es la única sorpresa que trae la sierra, ya que en ella también crece el Pinsapo, un abeto milenario que data de la prehistoria.

Las playas son algo bien conocido de la provincia gaditana. Pero la playa de la Caleta es también conocida por ser el escenario de una película icónica del Agente 007: Muere otro día. Aunque se rodó en Cádiz, en la película pretende ser una playa caribeña.

Cádiz es también la sede de la bodega más antigua de Europa: Williams & Humbert, fundada en 1877, hoy en día tiene añadas que datan de 1920.

La tacita de plata

Los orígenes y algunas curiosidades de Cádiz

Así es como se conoce la ciudad de Cádiz. Hay varias teorías sobre cómo se originó este nombre.

Cádiz fue considerada en su día como la tercera ciudad más importante de España (después de Madrid y Barcelona), grandes personalidades se reunían en cafés para tener tertulias. La riqueza de los habitantes yendo a tomar café o té era tal que se llamó así por eso.

Otra teoría dice que es por el color de la ciudad. El casco antiguo estaba formado por casas de color blanco, cuando se miraba la ciudad desde lejos, ésta brillaba gracias al sol y se decía que la ciudad relucía como una taza de plata pulida. Además, las torres en los palacios de los comerciantes que vigilaban las llegada de los barcos procedentes de las Indias, estaba acristaladas, lo que reforzaba esa efecto. Por lo que los marineros que llegaban le pusieron ese nombre.

Esperamos que ahora que conocéis los orígenes y algunas de las curiosidades de Cádiz, os sintáis más a gusto cuando estéis disfrutando de vuestra vivienda en Jardines del Lago.

Ubicación