Al norte de la provincia de Cádiz y a una hora en coche de Jardines del Lago, están los denominados Pueblos Blancos de Cádiz. Se les conoce por este nombre gracias a que las fachadas de sus edificios son de color blanco debido al baño de cal que se les aplica. Y es el plan perfecto para una escapada de fin de semana.

Conjunto histórico

Una de las primeras paradas en la Ruta de los Pueblos Blancos es Bornos. Declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico por el Gobierno Andaluz en 2003.

Su riqueza patrimonial esta formada por una serie de elementos como el La Ciudad Romana de Carissa Aurelia (un yacimiento que se encuentra entre los municipios de Espera y Bornos) cuyo poblamiento data del Neolítico aproximadamente hasta la Era Medieval. El pueblo está construido en torno al El Castillo del Fontanar – Palacio de los Ribera, de origen árabe declarado Bien de Interés Cultural y comprado por el Ayuntamiento en 1953.

También se pueden encontrar otras edificaciones de gran importancia como son las Casas Señoriales de la Cilla (siglos VII -XVIII) y de Los Ordóñez (siglo XVII), así como el Colegio y Hospital de la Sangre.

Arx – Arcis

Que significa “Fortaleza en altura” este pueblo fue nombrado así por los romanos y más tarde pasó a llamarse medina de Arkos, por los musulmanes. Y llega a nuestros días como Arcos de la Frontera

Este pueblo tiene iglesias, basílicas y palacios que se pueden visitar. Pero lo interesante es visitar el pueblo en sí, sus calles: La Cuesta de Belén, que es la principal vía de acceso al casco antiguo. O admirar sus vistas desde los miradores, como el Mirador de la Peña Nueva desde donde se ve el río Guadalete y los campos que hay alrededor. O el Mirador de la Peña Vieja desde donde también se ve el río, pero además se tiene una buena vista del barrio bajo y del embalse de Arcos.

Un plus de Arcos de la Frontera es que tiene una playa artificial a la que se puede ir cuando hace buen tiempo para refrescarse después de un agradable día de visita.

Sencillo y tranquilo Rincón

Si por el contrario lo que buscáis es la desconexión en medio de la naturaleza, el mejor lugar al que podéis ir es Algar. Este pueblo está ubicado entre el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y el Parque Natural de los Alcornocales (dos de los más importantes de Cádiz). Además, está rodeado por la Sierra del Balconcillo, el Cerro del Águila y el pantano de Guadalcacín.

El pueblo es también de origen árabe. Su nombre hace referencia a las muchas cuevas que se encuentran por los alrededores, ya que en árabe significa concavidad o cueva.

Si a parte de la desconexión, sois personas deportistas a las que os gustan las actividades al aire libre, los terrenos de Algar están diseñados de tal manera que ofrecen multitud de actividades como senderismo, trekking o excursiones en bicicleta.

Hemos hablado solamente de unos pocos pueblos en los que se pueden realizar diferentes actividades, pero en total hay diecinueve Pueblos Blancos de Cádiz. Más cerca o más lejos de Jardines del Lago, pero siempre estarán ahí para que podáis disfrutar de ellos cuando queráis hacer una pequeña escapada y disfrutar del interior de la provincia.

Ubicación